El mercado del cacao ha sido dinámico y creciente en los últimos años. La producción mundial de cacao convencional fue de 4,2 millones de toneladas en promedio entre el 2014 y 2015. De este total, el 72% lo produce África y el 18%, América Latina. No obstante, el principal productor de cacao fino y aromático es América Latina.

La gran ventaja comparativa se sustenta en una afortunada posición geográfica, así como otros aspectos relacionados con la genética y la diversidad típica de los ecosistemas de América Latina; lo que ha permitido que la región concentre 7 de los 11 clusters genéticos del cacao. Esta característica única ha posibilitado el posicionamiento como principal proveedor de las variedades prime de cacao, segmento que tiene el mayor nivel de crecimiento entre todos los segmentos del cacao en el ámbito mundial (6% al año). Es así como, América Latina es responsable del 80% de la producción mundial del cacao fino y de aroma, con un total de 197,173 toneladas exportadas en 2015.

Según ICCO, países como Bolivia, Costa Rica, México y Colombia, tienen una participación de esta variedad especial de cacao entre 95% y el 100% del total de exportación, mientras que países como Perú, Ecuador y Panamá el cacao fino y de aroma representa entre el 50% y el 75% del total exportado.