Se requiere involucrar a las comunidades en la gestión y planificación del recurso forestal, como parte de la política del Estado. Existe la necesidad de priorizar en las Políticas de Estado el Manejo Forestal Comunitario Sostenible, como alternativa para reducir la deforestación, conservar la biodiversidad, mejorar la calidad y cantidad del recurso hídrico, enfrentar el cambio climático y generar el desarrollo económico local en comunidades de zonas rurales. Se necesita, además, una institucionalidad de la política forestal que permita canalizar los esfuerzos del Estado con todos los actores involucrados.

Según las hipótesis de los grupos inevitables y estables, la proyección de crecimiento de los árboles de los bosques tropicales indica que dicho crecimiento aumentará allí donde haya suficiente agua disponible y disminuirá en los ambientes secos y estacionalmente secos.